Glosario September 16, 2020
Updated 16 mayo 2024 by James Ocean

¿Qué es BIM en la construcción? Definición y significado de BIM.

Table of Contents

El modelado de información para la construcción (BIM) es cada vez más crítico en la construcción actual. En muchas regiones, se está convirtiendo en algo obligatorio para garantizar que el proceso de construcción de cualquier objeto sea eficiente y eficaz en todas las fases de la obra, desde la planificación y el diseño hasta el proceso de construcción propiamente dicho.

¿Qué es el BIM?

BIM (Building Information Modeling) es un proceso muy sofisticado que aprovecha las enormes posibilidades de colaboración para permitir que tanto los interesados como los profesionales de diversos campos trabajen juntos dentro de un mismo modelo 3D.

Aunque el BIM pueda parecer una tecnología relativamente nueva, lleva entre nosotros el tiempo suficiente para que existan diferentes interpretaciones de lo que significa. La definición de BIM que se presenta más arriba es la que se utiliza de forma semiregular y se considera bastante neutral en su presentación. Esta definición de construcción BIM implica que las especialidades de los distintos profesionales de la arquitectura, la ingeniería y la construcción se utilizan para tomar decisiones muy eficientes y eficaces basadas en información accesible y en tiempo real sobre el proyecto en cuestión.

Los orígenes del BIM

Antes de que el BIM viera la luz, existían los planos y dibujos tradicionales que ayudaban a expresar distinta información sobre el plano de un edificio concreto. Visualizar las dimensiones exactas y los requisitos más particulares no era tarea fácil en las fronteras de este enfoque 2D, sobre todo a medida que cambiaban los modelos.

Cuando se popularizó el CAD (diseño asistido por ordenador), cobró vida la digitalización de los planos de construcción que antes se hacían en papel. El CAD se convirtió en 3D y resolvió un problema más: añadir la tercera dimensión para que los planos de construcción tuvieran un aspecto más realista.

Entonces llegó el BIM, un nuevo proceso que lleva el 3D a nuevas cotas añadiendo información y cooperación al significado básico del BIM.

El propio BIM funciona con componentes específicos denominados objetos BIM. Los objetos BIM son los componentes fundamentales de un modelo BIM, y cada uno de ellos tiene una geometría específica y datos únicos. El cambio en uno de estos objetos provoca cambios en todo el modelo para adaptarse a la repentina diferencia de parámetros, lo que permite que los modelos BIM sean más precisos a lo largo de todo el proceso de construcción. Estos cambios posteriores facilitan enormemente la participación de expertos en diversos campos -arquitectos, ingenieros, diseñadores, contratistas, etc.- en el proceso de construcción sin perturbar el trabajo de los demás.

Los componentes de la tecnología BIM

Una forma de entender la definición de BIM en su totalidad consiste en comprender su nombre, «Gestión de la información para la construcción». Empezaremos por el «Edificio», e iremos más allá en rápida sucesión.

Edificio.

No se refiere únicamente a un edificio en el sentido de estructura que tiene cuatro paredes y un tejado, sino que BIM puede aplicarse a algo más que a los edificios tradicionales, como infraestructuras, paisajismo, ingeniería civil y mucho más. Por ello, la definición implica el propósito original de BIM como proceso: «construir» algo.

Información.

La inclusión de «información» en el proceso y cómo se incorpora es lo que hace que todo el proceso sea «inteligente». Tal y como están las cosas, todos los proyectos vienen con una plétora de información y tipos de datos diferentes, y reunir toda esa información en un solo lugar, hacerla accesible y gestionarla en tiempo real es de lo que trata la «información» en BIM.

Modelado.

El origen de la modelización implica que usted está esencialmente construyendo todo el proyecto desde la base antes de comenzar la construcción real en primer lugar. Esta es la respuesta directa a la pregunta «¿Qué es el modelado BIM?». El modelo detallado y eficaz de un edificio no sólo debe utilizarse como referencia para la fase de construcción, sino también para los propietarios del edificio mucho después de que se haya completado todo el proceso de construcción.

Compartición de información en BIM

Información sobre cómo se comparten los distintos objetos y modelos BIM dentro de un entorno específico denominado CDE (Entorno Común de Datos). Los datos que se han transferido dentro del CDE se denominan modelo de información. Estos modelos pueden utilizarse en cualquier fase del proceso de construcción, desde la planificación y la puesta en marcha inicial del proyecto hasta las fases finales de la construcción e incluso la fase de renovación.

Este enfoque exhaustivo de la información en primer lugar se basa en uno de los principios fundadores del BIM: la importancia de la «I», que significa «Información», en la definición del BIM. Mucha gente suele estar de acuerdo en que la característica más importante y útil del BIM es la información que se intercambia, ya que no se trata sólo de unos datos que se utilizan una sola vez, sino que son procesables por sí mismos.

Diversos especialistas pueden utilizar esos datos para reducir los contratiempos de coordinación, proporcionar información útil para el futuro, expresar la intención necesaria para la construcción en cuestión, mejorar la precisión general del proyecto y mucho más que eso.

Niveles BIM – de 0 a 8D

Por supuesto, sería injusto suponer que todas las empresas van a adoptar de repente el BIM como su principal método de construcción/planificación y a utilizarlo en toda su extensión, sobre todo sin conocer la definición de construcción BIM. Por eso existen diferentes niveles BIM. Cada uno de estos niveles expresa un nivel concreto de eficacia de las distintas tecnologías de la información que se utilizan en el proceso de construcción.

BIM Nivel 0

El nivel 0 es el primer nivel de BIM. El «cero» del nombre representa la cantidad de cooperación y colaboración en el sentido de BIM, lo que significa que no hay ningún tipo de colaboración. Los signos más comunes de estar en el nivel 0 de BIM son el uso de CAD en 2D (no en 3D) y la utilización de impresiones y planos digitales como opción principal para diversos proyectos y planos. Aunque todavía hay muchos profesionales que se sienten incómodos a la hora de cambiar sus principios inamovibles de construcción, es seguro decir que la mayor parte de la industria actual está por encima del nivel 0 en lo que respecta a la colaboración y la Gestión de la Información de la Construcción.

BIM Nivel 1

El nivel 1 es el nivel de colaboración actual para la mayoría de las empresas relacionadas con la construcción y representa el uso de CAD en 3D para los conceptos, pero sigue utilizando únicamente CAD en 2D para los borradores de información de producción y la documentación posterior. Este nivel está cubierto por la norma BS 1192:2007, donde lo normal es que sólo el contratista tenga acceso a los datos del CDE. En este nivel, cada parte interesada tiene sus propios datos en silos que puede publicar y gestionar, y el grado de colaboración es sustancialmente bajo.

BIM Nivel 2

El nivel 2 también es bastante popular, principalmente porque el Gobierno británico lo hizo obligatorio para su uso en todos los proyectos licitados públicamente. En este nivel, el CAD en 3D es utilizado por todos los miembros del equipo participante. Sin embargo, surgen retos porque se pueden utilizar diferentes modelos para distintos grupos de especialistas. Uno de los mayores cambios para este nivel es el uso de formatos de archivo comunes.

En este nivel, las partes interesadas están obligadas a intercambiar información utilizando el formato de archivo estándar compartido. Combinar los datos en los mismos formatos de archivo permite obtener varias ventajas, como la reducción de costes, el ahorro de tiempo, etc. Al mismo tiempo, la necesidad de utilizar un formato de archivo común implica que el software CAD debe ser capaz de trabajar con formatos de archivo específicos, como COBie o IFC (Construction Operations Building Information Exchange e Industry Foundation Class, respectivamente).

BIM Nivel 3

El nivel 3 es donde el BIM empieza a mostrar sus verdaderos colores: no hay separación de modelos 3D, sino un modelo a partir del cual todos pueden trabajar, la respuesta directa a la pregunta «¿Qué es el BIM tecnológicamente hablando?». Este modelo 3D BIM tiene que existir en un entorno accesible y compartido. Dicho entorno se denomina BIM abierto y sirve, entre otras cosas, como un nivel adicional de protección contra el choque de diferentes decisiones en medio de la planificación del proyecto.

El BIM, como estándar de la industria, ha llegado para quedarse. Hay una lista clara de beneficios que se derivan de su implantación, y muchas de las supuestas desventajas provienen del lado conservador del mercado que no quiere implantar nuevas tecnologías y cambiar con la industria. También está claro que el BIM se complica cada año que pasa, y la incorporación de 4D, 5D y 6D no está tan lejos.

El debate sobre las distintas «dimensiones» superiores al nivel 3 del BIM se encuentra aún en sus primeras fases. Algunos participantes se niegan en redondo a aceptar parte de esta idea. Sin embargo, siempre es útil saber qué significan realmente el resto de estos términos.

4D BIM

El BIM 4D representa el trabajo en 4 dimensiones en el entorno BIM, añadiendo esencialmente la cuarta «dimensión» -el tiempo- a las tres dimensiones ya conocidas. La idea del BIM 4D gira en torno a que los participantes en el proyecto puedan interactuar con diferentes actividades del proceso de construcción en general, entre las que se incluyen:

  • Mitigación de riesgos;
  • Supervisión de actividades;
  • Secuenciación de actividades físicas;
  • Visualización de la ruta crítica como consecuencia de una serie de eventos, y mucho más.

El BIM 4D puede representarse como la modificación de los conocidos diagramas de Gantt o calendarios CPM tradicionales. En ocasiones existen ejemplos de la utilización de este tipo de técnica en los proyectos de mayor envergadura, pero son limitados debido a los costes asociados a su aplicación. Aun así, el progreso general de la tecnología BIM facilita gradualmente que el desarrollo en 4D se utilice en otras áreas, como los procesos de fabricación, etc.

5D BIM

El BIM 5D es aún más complejo. Toma la ya complicada imagen del proyecto en 4 dimensiones y la integra con diversa información relacionada con los costes, convirtiendo así el «coste» en la «5ª dimensión» del BIM. Existe potencial para mejorar distintos aspectos del BIM con esta técnica, independientemente de la escala. La idea en su conjunto se encuentra aún en las primeras fases de su presentación al público, por lo que podría pasar algún tiempo antes de que tanto el tiempo como los costes se consideren dimensiones separadas en el contexto del BIM.

6D BIM

El BIM 6D como «dimensión» BIM representa la interacción entre los componentes 3D clásicos y todos los aspectos que conforman el ciclo de vida del proyecto. El modelo 6D suele utilizarse como representación final del proyecto de construcción cuando está oficialmente terminado. Se presenta en forma de modelo BIM poblado con una plétora de información diversa relacionada con el edificio, incluidos datos de garantía, información del fabricante, especificaciones, manuales y otros detalles que pueden ser útiles en el proceso de uso posterior del edificio a lo largo de los años.

La ayuda para el funcionamiento y el mantenimiento de la instalación final son los principales objetivos de este tipo de modelo. Su uso es menos habitual en el Reino Unido, ya que no añade directamente otra dimensión a la escala general, y suele sustituirse por Requisitos de información sobre activos o Modelo de información sobre activos (AIR y AIM, respectivamente).

7D BIM

7D BIM es una dimensión centrada en la gestión de instalaciones desde el punto de vista de los propietarios y gestores de edificios. 7D BIM permite un seguimiento más sencillo de los datos de los activos: información sobre garantías, manuales de mantenimiento, especificaciones técnicas e incluso un estado actualizado del edificio. La parte única de 7D BIM es que combina toda la información relacionada con la gestión de instalaciones como un proceso y la pone en el mismo lugar: formar parte de un modelo BIM.

7D BIM mejora enormemente la calidad de los servicios de gestión de instalaciones durante todo el ciclo de vida de un proyecto, desde el momento en que se entrega hasta el día en que hay que demolerlo. Realizar diversas tareas de reparación y sustituir piezas específicas es mucho más fácil con 7D BIM, e incluso puede utilizarse para supervisar la eficacia de diversos procedimientos de mantenimiento realizados en un edificio en cuestión.

8D BIM

La BIM 8D es una dimensión que no utilizan suficientemente los participantes en el mercado: la dimensión «salud y seguridad». Es un tema increíblemente importante para la industria de la construcción en concreto, debido a lo conocida que es la reputación del campo de la construcción de crear accidentes perjudiciales in situ.

El BIM 8D es esencialmente una versión avanzada de un proceso de análisis de riesgos que centra todos sus esfuerzos en predecir todos y cada uno de los problemas de la estructura que pueden convertirse en el motivo de una lesión humana. La fase de construcción de un proyecto es una de las partes más importantes de 8D BIM, ya que es donde suelen producirse la mayoría de los accidentes perjudiciales.

Con 8D BIM debería ser posible arreglar in situ los lugares potencialmente problemáticos y asegurarse de que los trabajadores de la construcción son conscientes de los problemas que no pueden resolverse de antemano. El BIM 8D puede iniciarse relativamente pronto en el proceso de creación de un proyecto, ya en la fase de diseño. También sería inteligente reevaluar la situación varias veces después para asegurarse de que la afluencia de nueva información no está creando nuevos lugares potenciales de accidentes.

Normas BIM

Por supuesto, el BIM en su conjunto no habría llegado a ser tan popular y eficaz sin la existencia de normas específicas. Cabe mencionar que varios países tienen sus normas específicas para cada región en lo que respecta al BIM. Aun así, es posible segregar una serie de normas aceptadas y reconocidas internacionalmente. Estas normas definen la estructura de la información BIM, los procesos BIM, etc.

  • ISO 23386:2020 – «Modelado de información para la edificación y otros procesos digitales utilizados en la construcción – Metodología para describir, autorizar y mantener propiedades en diccionarios de datos interconectados.»
  • ISO 16739-1:2018 – «Clases básicas industriales (CFI) para el intercambio de datos en los temas de construcción y gestión de instalaciones – Parte 1. Esquema de datos: Esquema de datos.»
  • ISO 19650-1:2018 – «Organización y digitalización de la información sobre edificios y obras de ingeniería civil, incluido el modelado de información para la construcción (BIM) – Gestión de la información mediante el modelado de información para la construcción – Parte 1. Conceptos y principios: Conceptos y principios».
  • ISO 12006-2:2015 – «Construcción de edificios – Organización de la información sobre las obras de construcción – Parte 2: Marco para la clasificación.»

Como hemos mencionado, algunos países utilizan estas normas internacionales como base para sus reglamentos BIM. Por ejemplo, el marco BIM del Reino Unido se basa en las normas de la serie ISO 19650 para crear su conjunto de normas para este sector específico: la serie UK PAS 1192.

También cabe destacar que existe una norma abierta en BIM que obtiene cada vez más reconocimiento a medida que pasa el tiempo: OpenBIM. Se trata de un proceso de colaboración neutral con respecto a los proveedores que pretende simplificar y mejorar los estándares BIM existentes para que sea más fácil trabajar con ellos, incluido el objetivo desde hace tiempo de un estándar BIM universal que funcione para todos los programas informáticos del mercado. En la actualidad, OpenBIM como norma está totalmente alineada con la norma ISO 19650 antes mencionada, con la que comparte la misma idea de que los flujos de trabajo y los procesos de intercambio de datos estén más unificados y sean más accesibles, independientemente del software que se utilice en ambos extremos del intercambio.

Concepciones erróneas sobre BIM

Sorprendentemente, existen muchas ideas erróneas sobre el BIM, muchas de las cuales podrían ser los principales factores que influyen en su adopción. He aquí algunos de los mayores conceptos erróneos sobre BIM:

  1. BIM es una solución «todo en uno» que funciona nada más sacarla de la caja.

Este concepto erróneo no es tan popular como el otro, pero aun así está presente. Mucha gente piensa que el software BIM funciona por sí mismo a pleno rendimiento desde el primer momento. Si bien es cierto que una gran cantidad de software BIM puede desplegarse y funcionar en poco tiempo, lo único que obtendrá de inmediato es el modelado en 3D, y eso es todo.

El BIM, como proceso de construcción, gira en torno al cambio y la adaptación de la mayoría de sus procesos existentes para adaptarse a la forma innovadora en que el BIM implementa la información y la colaboración en todos los aspectos del proceso. Tampoco es un proceso fácil, pero la recompensa merece la pena a largo plazo.

  1. BIM no es más que una evolución de CAD como herramienta de diseño.

Si bien es cierto que uno de los principales propósitos del BIM es el modelado en 3D -al igual que el CAD-, es importante conocer la distinción entre ambos. Hablando en sentido figurado, el modelado en 3D es sólo la punta del iceberg en lo que respecta a la gran cantidad de funciones diferentes de BIM, entre las que se incluyen la interacción, la colaboración, la entrega de proyectos, el aprovechamiento de la información disponible para cada proyecto, etc. En resumen: puede crear un modelo CAD en 3D perfectamente bien con un software BIM, pero no podrá disfrutar de la mayoría de las ventajas relacionadas con BIM utilizando un software CAD en 3D.

También es esencial trazar una línea clara entre un modelo 3D que puede crearse utilizando un software CAD y un objeto BIM. El primero no suele incluir más que la información geométrica del objeto real y puede crearse sin más herramientas que las habituales de CAD. El segundo es un objeto 3D con una plétora de otra información importante sobre este objeto concreto, como información técnica exhaustiva.

Los objetos BIM son necesarios para que el modelado 3D como proceso sea lo más parecido posible a las situaciones de la vida real; de lo contrario, no tendría sentido modelar proyectos en primer lugar. La inclusión de información técnica y de otro tipo también facilita enormemente la detección de conflictos entre distintos objetos y la predicción de otros posibles conflictos ya en la fase de diseño del proyecto.

  1. BIM es sólo para arquitectos.

Ésta es una idea errónea muy extendida sobre la mayoría de las «herramientas de diseño», no sólo sobre BIM. Un gran proyecto de un rascacielos en medio de la ciudad es probablemente el ejemplo más obvio de casi cualquier herramienta de diseño en obras, pero no es sólo eso, ni mucho menos. «¿Qué es el BIM en arquitectura?» también es una pregunta bastante habitual. Sin embargo, es mucho más complicado que eso.

Una cosa que puede haber echado leña al fuego es el hecho de que tanto el sector de la construcción como el de la arquitectura fueron los primeros en adoptar el BIM como técnica, por lo que ésta puede ser la razón por la que todo el mundo piensa que el BIM sólo puede ocuparse de los edificios.

En realidad, BIM puede adaptarse para trabajar con una gran variedad de estructuras diferentes, como la ingeniería de carreteras, la ingeniería ferroviaria, la arquitectura del metro, las estructuras energéticas, la ingeniería civil y mucho más.

¿Qué es Revit y su conexión con BIM?

Hablando de conceptos erróneos, también es importante mencionar Revit y su conexión con BIM. Autodesk Revit es un buen ejemplo de software integral para el modelado de información de edificios – permite a arquitectos, ingenieros, contratistas y diseñadores poder colaborar entre sí e intercambiar información con gran eficacia.

A menudo, Revit se asocia directamente con el término «BIM», y hay algo de cierto en ello, pero la realidad es algo más complicada. Revit representa un ejemplo de lo que debe ser capaz de hacer una solución BIM al más alto nivel (trabajar con empresas masivas y proyectos complejos). Es un ejemplo para otros proveedores de software en este campo, y algunos incluso podrían decir que es una de las soluciones BIM más populares del mercado. Este tipo de popularidad es una de las principales razones por las que el BIM se asocia tanto con Revit. Sin embargo, también existen muchas diferencias entre ambos.

¿Cuáles son las capacidades de Revit?

Revit puede crear los modelos ricos en información por los que es famoso el BIM. Estos modelos están hechos de objetos, donde cada detalle de un edificio, ya sea una puerta, una ventana o incluso una pared, se considera un objeto: una combinación de una representación visual y una variedad de parámetros de la vida real, incluidas las dimensiones físicas, los materiales, etc.

Revit puede presentar su información de tres formas distintas: modelos 2D, modelos 3D y calendarios. De este modo, cada participante en el proyecto puede elegir la mejor opción para sí mismo, proporcionando mucha más versatilidad que nunca a los proyectos de construcción. Revit puede realizar una detección avanzada de colisiones, puede ofrecer amplias capacidades de programación y compatibilidad con muchos formatos diferentes. Su funcionalidad puede ampliarse mediante el acceso API y la mayor parte de su interfaz puede personalizarse como el cliente considere oportuno.

Otro factor importante del BIM es la centralización de datos: se supone que existe un único modelo de proyecto que actúa como fuente única de «verdad» para todos los participantes en el proyecto a la vez. Se supone que este modelo debe actualizarse constantemente con información actualizada para que no se produzcan errores de comunicación basados en datos obsoletos. Revit, como solución BIM, puede convertir todos estos planes en realidad, creando un modelo de proyecto centralizado rico en datos que muestre todas y cada una de las modificaciones de sí mismo en tiempo real.

Revit es una solución muy potente en sí misma, pero no es todo lo que se necesita para un proyecto de construcción actual. Soluciones como el software CAD (AutoCAD), el software analítico y el software de visualización (Photoshop, 3ds Max) tienen sus propios puntos importantes en cada proyecto, al igual que Revit tiene su propio punto importante: un punto de una solución BIM.

Al fin y al cabo, Revit no es más que un software: un software muy eficaz y rico en funciones, por supuesto, pero sigue siendo sólo un software. BIM, por otro lado, no es una solución o plataforma específica: es un método, un enfoque diferente de la gestión de proyectos. BIM es la base, la idea sobre la que se construyó y amplió Revit, convirtiendo un enfoque teórico de la gestión de la información en una solución práctica para utilizar en proyectos de la vida real.

Ciclo de vida de BIM

El hecho de que BIM sea beneficioso para todo el ciclo de vida de un proyecto puede representarse mediante un diagrama que se muestra a continuación: puede utilizarse para ver cuántas cosas resultan mucho más cómodas y prácticas con la inclusión de BIM en estos procesos. Sabiendo lo que es la tecnología BIM en su conjunto, es fácil ver por qué BIM puede considerarse una piedra angular de la transformación digital para una serie de industrias – gestión de instalaciones, gestión de edificios, la industria AEC, y el campo inmobiliario comercial, por nombrar algunos.

Este tipo de influencia es relativamente evidente, ya que estas industrias obtienen muchos beneficios de una información precisa, oportuna y conveniente sobre su objeto. Si combinamos esto con el hecho de que los datos se consideran el recurso más importante de una organización en estos momentos, es fácil ver cómo el BIM ha llegado a tener tanta influencia en todo el sector de la construcción.

La adopción del BIM y las tendencias del sector de la construcción

La influencia de la adopción generalizada del BIM ha generado una serie de «olas» en la industria de la construcción, iniciando nuevas tendencias y empujando las ya existentes hacia su actualización. Sabiendo lo que es el BIM en primer lugar, es fácil ver cómo ha generado tantos cambios y nuevas tendencias. De hecho, hay tantas de estas tendencias que pueden segregarse en una lista aparte:

BIM e Inteligencia Artificial

Es relativamente habitual ver cómo un modelo BIM recopila una gran masa de información a lo largo de todo el proyecto, de principio a fin. Esta información puede ser útil para el propio proyecto y también puede convertirse en una experiencia de aprendizaje para futuros proyectos. Sin embargo, este tipo de información suele ser bastante complicada de interpretar y analizar manualmente, y ahí es donde entra en juego la ayuda de la IA. El uso de la inteligencia artificial con fines de análisis BIM es la primera tendencia de esta lista, ya que ofrece un análisis de datos mucho más rápido y eficaz en comparación con los métodos analíticos manuales. Los datos BIM pueden utilizarse para ayudar a la IA a aprender patrones e identificar posibles problemas con una precisión mucho mayor que antes.

Acceso a la información en tiempo real

Utilizar el BIM como única fuente unificada de información para todo el proyecto es ya una tendencia, que ofrece enormes ventajas sobre los métodos tradicionales de intercambio de datos. El uso de servicios en la nube para la accesibilidad en BIM facilita enormemente la colaboración, la resolución de problemas y la determinación de detalles específicos del proyecto, lo que se traduce en menos retrasos, un mejor rendimiento y mucho más.

Impresión 3D y BIM

Dado que la impresión 3D se está probando en muchas aplicaciones diferentes en todo el mundo, es natural que también se pruebe en el sector de la construcción. Existen múltiples informes sobre casas enteras creadas únicamente con impresión 3D, y las ventajas de esta tecnología son tremendas. El material para la impresión 3D en la construcción de edificios puede ser cemento, materiales reciclados e incluso restos de procesos de construcción tradicionales. La impresión 3D en el sector de la construcción puede reducir drásticamente la cantidad de residuos de la construcción, mejorar el reciclaje en su conjunto y ofrecer más libertad arquitectónica que nunca, y crear algo tan complejo como una casa mediante impresión 3D sería imposible sin unos modelos BIM completos y ricos en información.

BIM para la sostenibilidad

La sostenibilidad y la eficiencia energética son tendencia desde hace tiempo, y es natural que el sector de la construcción también se implique en ello. Cada año se aceptan normativas de construcción más estrictas, y ya existen muchas certificaciones de construcción sostenible que se centran en la sostenibilidad de distintos tipos de proyectos (GreenBuilding, LEED, BREEAM, etc.). Sin embargo, crear objetos sostenibles del tamaño de un edificio requiere muchos cálculos precisos, algo en lo que BIM siempre será mejor que el trabajo manual. BIM puede ayudar a reducir las emisiones, elegir materiales más sostenibles, analizar el futuro ciclo de vida del proyecto y mucho más.

Gemelos digitales

El concepto de gemelo digital suena extremadamente útil sobre el papel, y ya se está abriendo camino como algo habitual en el sector de la construcción. La idea que subyace a este concepto es el núcleo mismo del BIM: una fuente centralizada de información sobre el proyecto en forma de modelo 3D. Sin embargo, un gemelo digital del proyecto también se desarrolla junto con el edificio real utilizando diversas tecnologías y fuentes de información. Un gemelo digital puede utilizar el aprendizaje automático y la inteligencia artificial para proporcionar información práctica sobre el estado actual y futuro del proyecto. También debería ser posible que los modelos BIM aceptaran información de gestión de instalaciones y fueran lo suficientemente escalables como para abarcar toda una ciudad y no sólo un edificio. Sin embargo, este avance aún nos espera en un futuro próximo.

La legalidad de los modelos digitales

Otra tendencia emergente para la tecnología BIM es el reconocimiento oficial de los modelos BIM al mismo nivel que la documentación clásica del proyecto en formato PDF 2D. Este tipo de reconocimiento es necesario para que el BIM se convierta aún más en un estándar para la industria en su conjunto, con la capacidad de convertir el BIM en una práctica común en un futuro próximo.

Robótica y BIM

La existencia de información centralizada increíblemente precisa sobre el proyecto en su conjunto facilita enormemente que todo el sector empiece a avanzar hacia el siguiente paso obvio de la evolución de la industria de la construcción: el uso de la robótica para crear edificios. Los robots no son tan comunes en la industria de la construcción hasta ahora, pero la introducción y la amplia popularidad del BIM han hecho que sea mucho más fácil pasar de la fantasía a la realidad.

Construcción modular y prefabricación

La tecnología BIM ofrece muchas ventajas diferentes, pero su principal beneficio en forma de información coherente y detallada sobre el proyecto ya es suficiente para engendrar diversas tendencias y corrientes en este campo. Otro ejemplo es la construcción modular y la prefabricación, ambas han ganado mucha tracción desde que el BIM se hizo tan popular. La fabricación depende mucho de la precisión de la información preexistente, lo que suele dificultar la fabricación previa de secciones enteras de una estructura. Sin embargo, el BIM y su precisión de la información prácticamente resolvieron ese problema, permitiendo que tanto la prefabricación como la construcción modular aumentaran su popularidad con enorme rapidez.

Realidad aumentada, realidad virtual y realidad mixta en la tecnología BIM

Las tres tecnologías mencionadas son extremadamente útiles en el sector de la construcción, y sólo la introducción del BIM y su precisión en los datos lo hicieron posible en primer lugar. La Realidad Aumentada puede utilizarse in situ para añadir información digital a una obra real, facilitando la planificación de las distintas partes del proyecto -como la ventilación, la fontanería, etc.-. La Realidad Virtual, por su parte, permite a los usuarios recorrer el propio modelo 3D antes de crearlo -con la ayuda de unas gafas especiales de RV. Puede utilizarse tanto para la construcción como para fines promocionales, ofreciendo a sus usuarios una precisión y un nivel de detalle extremadamente cercanos a cómo quedaría todo el proyecto en la realidad. La Realidad Mixta combina las dos: utiliza un modelo de proyecto virtual muy detallado. Lo ancla al lugar del mundo real, lo que permite recorrerlo in situ para que resulte más fácil comprender cómo serían las distintas partes de un futuro edificio. También es una tecnología excelente para la industria de la instalación, ya que ofrece más libertad en términos de personalización a clientes y contratistas.

Conclusión

El BIM es un proceso muy sofisticado que puede tardar en alcanzar todo su potencial. La tecnología BIM es aún relativamente nueva y sus ventajas son más evidentes a medida que más empresas la adoptan. Es importante recordar que adaptarse al BIM no es un proceso instantáneo, pero el retorno merece la pena. Entonces, ¿qué es el BIM en la construcción? Están los beneficios añadidos de la cooperación y la colaboración, la facilidad general de interacción e inclusión de diferentes detalles en el proyecto, y mucho más: las ventajas del BIM son casi infinitas.

Hay una última ventaja común del progreso: el objetivo general de reducir los residuos en el proceso de construcción. Al eliminar o disminuir drásticamente la posibilidad de errores de construcción con el BIM, las empresas pierden menos tiempo y materiales de construcción reelaborando errores. Al final, el BIM incide directamente en las ineficiencias de la cadena de suministro, haciendo que todo el proyecto y el proceso sean más eficientes y sostenibles.

Por qué puede confiar en nosotros

En Revizto, el equipo se compromete a proporcionar una visión objetiva de los productos y las tecnologías utilizando conocimientos expertos, datos de productos y metodologías estratégicas. Su objetivo es ofrecer a los visitantes visiones completas del mercado que les permitan tomar decisiones con conocimiento de causa. Los materiales que proporcionan abarcan una amplia gama de factores, como precios, reseñas de clientes, características únicas y mucho más.

Al frente del proceso de revisión se encuentra James Ocean, especialista en BIM/VDC de Revizto. Como responsable de BIMspiration, James desempeña un papel vital en el apoyo y la formación tanto del equipo interno como de los clientes. Proporciona orientación sobre el aprovechamiento eficaz de Revizto para optimizar los flujos de trabajo, reducir costes y completar con éxito proyectos de todo tipo. Su experiencia garantiza que los usuarios puedan aprovechar al máximo las capacidades de Revizto y alcanzar los objetivos de sus proyectos.


Sobre el autor
James Ocean

Especialista en BIM/VDC. James Ocean es el responsable de BIMspiration en Revizto y se encarga de que todo vaya viento en popa. Desde el apoyo y la enseñanza a nuestro equipo interno, así como a nuestros clientes, James nos muestra los entresijos y la mejor manera de aprovechar Revizto para maximizar los flujos de trabajo, reducir costes y conseguir que todo tipo de proyectos lleguen a la línea de meta.

¿Qué es la tecnología BIM en la construcción? El modelado de información para la construcción (BIM) se está convirtiendo en un elemento fundamental en la construcción actual. En muchos países se está convirtiendo en obligatorio para garantizar que el proceso de construcción sea eficiente y eficaz en todas las fases de la obra, desde la planificación y el diseño hasta el proceso de construcción propiamente dicho. En este artículo le explicaremos qué es el BIM. 2024-05-16
Revizto
World Trade Center Lausanne Avenue de Gratta-Paille 2 1018 Lausanne, Switzerland
+41 21 588 0125
logo
image